Es cierto que los videos de niños haciendo de las suyas son muy recurrentes en la web. Viendo este ejemplo comprendemos el por qué. Da igual cuantos hayas visto o con cuantos te hayas reido, siempre (y digo SIEMPRE) te pueden sorprender. Desde aquí felicitamos a esos padres video aficionados, y maestros en el arte del video-montaje casero, por deleitarnos con estos momentos en los que sus [b]graciosos niños[b] se dejan llevar por una imaginación desbordante y cero sentido del ridículo. Aun así hemos de decir que en alguna ocasión la mente perversa de los padres echa una mano. Véase el pequeño Charlie Brown mitad niño, mitad dibujo animado. Esperemos que cuando el chaval crezca lo vea con la misma simpatía.. Nosotros le damos un 10! Del resto poco podemos decir; un niño que después de juguetear con restos de comida termina por experimentar con nuevos sabores y se mete en la boca a una señora mosca (buag!), otro ignora el pañal y se tira al agua sin dudarlo un segundo.. En definitiva, este video refleja lo graciosos que pueden ser los niños. Graciosos y trastos, eso, sí.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +